Traigo puesta una camisa azul, pero pude haber traído una camisa roja. Me llamo Moisés, pero pude haberme llamado David. Me apasiona la filosofía, pero pudo haberme apasionado la paleontología. Hay toda una gama de propiedades que poseo en virtud de cómo podría haber sido pero no soy. Lo mismo puedo decir del mundo. El mundo es un lugar lleno de guerras, crimen, miseria, corrupción, imbecilidad, desastres naturales, etc. Pero pudo haber sido un lugar que no tuviera ninguna de esas características. Esto ya suena un tanto extremo, ¿qué sería que el mundo hubiera sido así en lugar de cómo es? ¿Cómo puedo hacer ese tipo de afirmaciones?

Pensemos un segundo en el mundo. Sabemos que el reinado de Napoleón I a principios del siglo XIX estuvo repleto de guerras entre Francia y las otras potencias del continente europeo, pero la posición de Napoleón antes de alcanzar el consulado siempre fue precaria. Dependía de los favores de Barras y de su capacidad para medir que tipo de propaganda sería más efectiva en avanzar su carrera. Pero, es seguro que Napoleón pudo haber cometido un error de juicio en el uso de propaganda, o que Barras pudo haberse hartado del joven oficial antes de ayudarle a obtener promociones. Más sencillo que esto, Napoleón pudo haber muerto en la infancia, las tasas de mortandad infantil eran mucho más altas en ese entonces. Pero sin Napoleón, muchas de las batallas que se lucharon o guerras que sacudieron el continente simplemente no se hubieran dado. Quizá se habrían dado otras, pero no exactamente esas. Ahora, para que se hubieran dado otras guerras se hubiera requerido que hubiera otros hombres ambiciosos, violentos, poderosos; dispuestos a juzgar que una guerra funcionaría en su beneficio (o el de su nación). Pero, podría haber sido que cada uno de estos hombres no hubiera sido lo suficientemente violento o ambicioso. Podría haber sido que cada uno de estos hombres siguiera principios éticos estrictos que le impidieran promover la guerra. Supongamos que alguna de estas cosas es verdadera para la totalidad de los hombres, si cualquier hombre al azar pudiera haber sido pacifista, parece que todos ellos podrían haber sido pacifistas. Pero ese es un escenario en donde el mundo no sería un lugar lleno de guerras o de crimen. Podemos imaginar escenarios en donde cualquier hombre al azar rechaza sobornos, se comporta en su vida personal siempre con rectitud. Que un hombre pueda actuar bien una vez lo concedemos, pero no es demasiado conceder que podría hacerlo dos veces, tres o inclusive toda vez que surgiera un conflicto moral en su vida personal. Un mundo así sería un mundo sin corrupción.
Ahora pensemos en casos donde la conducta de los hombres no es relevante, como los desastres naturales. Desastres naturales como los sismos ocurren en función de cómo está hecho el planeta y qué tipo de leyes obedece. Todo tipo de cosas juegan un rol en el hecho de que ocurran sismos: el movimiento de las placas tectónicas, la posición de las masas continentales, la densidad del manto, etc. Las investigaciones científicas nos han permitido comprender toda una gama de fenómenos. Disciplinas como la mecánica en última instancia pretenden explicar la distribución y comportamiento de la materia como una función del tiempo. Parece que el mundo está en buena medida compuesto de objetos materiales (si hay algo más es un tema controversial). Y las leyes últimas que explican la conducta de estos objetos son las leyes de la física. Pero si esto es así, entonces en última instancia la constitución del planeta y el tipo de leyes que obedece se dan en función de cuáles son las leyes de la física.
Pero ¿pudieron las leyes de la física haber sido diferentes? En primera instancia parece que sí. Pensemos por ejemplo en el sistema de Newton. En su sistema el universo consiste en un conjunto de partículas, espacio y tiempo. Sus tres leyes determinan la distribución de las partículas en el espacio a través del tiempo. Esta visión de la realidad ha sido suplantada por la visión que presenta la mecánica cuántica. Lo fundamental en la mecánica cuántica es la ecuación de Schrodinger, la cual predice también la distribución de la materia a través del tiempo. Los detalles de cada sistema son irrelevantes. Lo importante es enfatizar que tenemos buenas razones para pensar que la mecánica cuántica describe nuestro mundo mejor de lo que lo hace la mecánica clásica. Sin embargo, hace siglo y medio teníamos muy buenas razones para pensar que la mecánica clásica era verdadera de nuestro mundo. Si es imposible que las leyes de la física sean distintas de las que son, y las leyes del mundo son las de la mecánica cuántica, entonces es imposible que las leyes de la mecánica clásica hubieran sido verdaderas de nuestro mundo. Pero eso es muy extraño, pues hace siglo y medio teníamos excelentes razones para suponerlas verdaderas de nuestro mundo.
Parece que en muchos casos, cuando algo es imposible puede descartarse a priori, es decir, de forma independiente de la experiencia sensible (sin ir al mundo a hacer experimentos). Por ejemplo, podemos descartar a priori la posibilidad de un cuadrado (euclidiano) cuya área sea diferente del producto de sus lados. La razón es que sabemos que el área de un cuadrado es igual al producto de sus lados, por lo que decir que difieren es decir que un número (el valor del área) es diferente de sí mismo (el valor del producto de sus lados), pero es imposible que un objeto difiera de sí mismo, por lo tanto el área del cuadrado es igual al producto de sus lados. Un caso aun más sencillo es el típico del cuadrado redondo, sabemos que no hay cuadrados redondos, porque la propiedad de ser redondo es incompatible con la propiedad de ser cuadrado. No tenemos que ir al mundo a constatar que no hay tales quimeras, su inexistencia es tan evidente como la inexistencia del soltero-casado. Así, vemos que hay una multiplicidad de casos donde la posibilidad de algo puede descartarse a priori sí es imposible imaginar al objeto pues el intentarlo nos lleva a una contradicción.
Pero esto a lo sumo muestra que algunas cosas imposibles pueden descartarse a priori. Sin embargo, hemos visto que un buen método para saber si algo es imposible es derivar una contradicción de la suposición de su existencia. Pero claramente no podemos descartar así al sistema de Newton. Esto nos da razones para pensar que las leyes de la física pudieron haber sido diferentes. Si esto último es verdad, parece que pudo haber habido leyes de la física que fueran compatibles con la existencia de mundos habitados, pero no condujeran a desastres naturales como terremotos. Podemos al menos imaginar que hay planetas habitados en donde jamás se da ningún desastre natural. Esto constituye un tipo de evidencia de posibilidad.
Hasta ahora he venido dando ejemplos de diferentes maneras en que el mundo pudo haber sido diferente. En el primer párrafo de este escrito dije que: “El mundo es un lugar lleno de guerras, crimen, miseria, corrupción, imbecilidad, desastres naturales, etc. Pero pudo haber sido un lugar que no tuviera ninguna de esas características.” En lo que siguió del texto, intenté redimir esa afirmación, mostrando maneras intuitivas en que cada una de esas cosas podría haber sido diferente. Comenzando con el ejemplo de Napoleón, luego generalizando hacia la conducta de los hombres y llevando la discusión hasta las leyes de la física. El punto de los ejemplos ha sido el sugerir que en cada uno de esos casos, intuitivamente estaríamos dispuestos a conceder la posibilidad de que las cosas hubieran sido diferentes. Mostrar ese tipo de cosas en ocasiones requiere un poco de trabajo, y ésta es la forma estándar en que se puede argumentar a favor de alguna afirmación fuerte como la del inicio del post.
Hay, sin embargo, diferentes nociones de posibilidad (y su noción acompañante ‘necesidad’). Aquí hemos explorado, en la superficie apenas, la noción de posibilidad como no-contradicción lógica o conceptual. Sin embargo el tema es muy amplio y estaremos regresando a él ocasionalmente. Hace falta también que discutamos otro tema sumamente interesante y que apenas hemos rozado en este post.
Éste es el tema del ‘conocimiento’ de la posibilidad. Vimos que tanto la imaginación como la lógica juegan un rol importante en nuestros juicios de posibilidad, pero es sumamente controversial la discusión en torno al tipo de rol. Retomaremos ese problema más adelante.

0 comentarios to "Posibilidad"

Publicar un comentario

¿Qué es?

La Pluralidad de los Mundos es un proyecto de difusión de la filosofía. Somos un grupo de gente pensante que compartimos la creencia de que el conocimiento filosófico puede contribuir mucho a un sano desarrollo de la cultura pública, mientras que también sabemos que la filosofía no siempre es de fácil acceso. Creemos, en resumen, en la necesidad de difundir la filosofía. (Seguir leyendo»)

Buscar en este blog

Se ha producido un error en este gadget.

Facebook

seguidores

Contador de visitas

Se ha producido un error en este gadget.

Seguir por e-mail!

Czesław Miłosz: "Exhortación"

Bello e invencible es el intelecto humano
ni rejas, ni alambre de púas, ni condenar los libros al despiece,
ni tampoco una sentencia de exilio pueden nada contra él.
Él establece en la palabra las ideas universales
y nos guía de la mano, escribimos entonces con mayúscula
Verdad y Justicia, y con minúscula, engaño y humillación,
él, por encima de lo que es, eleva lo que debiera ser,
enemigo de la desesperación, amigo de la esperanza.
Él no conoce judío ni negro, esclavo ni señor,
cediendo a nuestro gobierno el común patrimonio del mundo.
Él, de entre el impúdico estrépito de las palabras trituradas,
salva las frases austeras y dignas.
Él nos dice que todo es siempre nuevo bajo el sol,
y abre la mano yerta de lo que había sido.
Bella y muy joven es la Filosofía
y su aliada al servicio del Bien, la poesía
Apenas ayer la Naturaleza celebró su nacimiento,
lo anunciaron a los montes el unicornio y el eco.
Gloriosa será su alianza, ilimitado su tiempo.
Sus enemigos se condenaron a sí mismos a la destrucción.
Licencia de Creative Commons
La Pluralidad de los Mundos by Autores de Pluralidad de los Mundos is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.